Las Tablas de Daimiel, en el corazón de Castilla La Mancha, es un espacio natural único ya que en él se dan, de manera natural, un desbordamiento de los ríos Guadiana y Cigüela que en su confluencia forman unos extensos humedales inundados que son el hábitat de cientos de especies de aves.

El hecho de que sea una gran laguna hace que sea poco transitable, pero actualmente está acondicionado para la visita a través de tres rutas en las que apreciar la singularidad del paisaje así como de la biodiversidad del mismo.

MAPA

CÓMO LLEGAR

En autobús:

Existen autobuses con servicio regular hasta Daimiel, sin embargo, no hay ningún servicio público que llegue al interior del parque.

En tren:

Se puede acceder en tren hasta la localidad de Daimiel en menos de 20 minutos.

En coche:

Lo más recomendable es acceder a través de Daimiel, ya que es la localidad más cercana y comunica con una carretera con el Centro de visitantes.

RUTAS PRINCIPALES

CONTACTO

Centro de visitantes: “Molino de Molemocho”
Apdo. Correos 3.
13250 – Daimiel (Ciudad Real).
Tfn: 926693118

Web oficialTurismocastillalamancha.es/TablasdeDaimiel

DATOS DEL PARQUE

  • Declaración: 06/1973
  • Superficie: 3.030 hectáreas
  • Otras figuras de protección:
    – Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).
    – Reserva de la Biosfera.
    – Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).
    – Zona húmeda de importancia internacional del Convenio Ramsar.
humedales-tablas-daimiel
Instagram/aandu_94

CLIMA

Dada su localización en el interior de la península, en el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel se da un clima continental con inviernos templados-fríos y veranos muy calurosos. Las precipitaciones son escasas durante todo el año, lo que ha puesto varios años en peligro el título de humedal del parque.

DAIMIEL

NÚCLEOS DE POBLACIÓN

No existen poblaciones dentro de los límites del parque, pero cabe mencionar Daimiel, Villarubia de los ojos y Torralba de Calatrava como los pueblos más cercanos con especial incidencia dentro del parque.

GEOLOGÍA

Las Tablas de Daimiel, que se encuentran en plena submeseta sur, son una gran llanura inundada por dos ríos. Esta condición hace que a priori no tenga el interés geológico que despiertan otros parques, pero lo cierto es que a lo largo y ancho de este espacio natural se pueden apreciar materiales de diferentes épocas, entre las que destacan rocas calizas, dolomías, pizarras y acumulaciones rocosas compuestas de rocas metamórficas.

paisaje-tablas-daimiel
Instagram/maneldomingo

RÍOS Y HUMEDALES

La hidrología del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel es la que define casi la totalidad del espacio natural, ya que de las 3.000 hectáreas que conforman el parque, están inundadas por las aguas del Guadiana y el Cigüela más de 1.800 durante la estación de lluvias.

A la confluencia de las aguas de estos dos ríos, hay que sumar los ß que son los que se encargan de mantener el lugar anegado. No obstante, en épocas de sequía se han registrado valores alarmantes que podrían poner en serio peligro la conservación de este hábitat natural.

FLORA

En un entorno donde el agua es la protagonista, las especies vegetales que crecen van en consonancia con este elemento, adaptándose a la estacionalidad de las aguas. La masiega es la especie más abundante, situándose en las orillas de las aguas. Asimismo, también son importantes las especies del género chara que tapizan los fondos.

pato-tablas-daimiel
Instagram/miguspotter

FAUNA

Las aguas también condicionan a sus habitantes, siendo las aves migratorias, como la garza imperial o la garza real y otras especies acuáticas como el pato cuchara, el pato colorado, el zampullín o la cigüeñuela algunas de las más extendidas.

Dentro de las aguas se pueden encontrar lucios, barbos y carpas y cangrejos de río. En cuanto a los mamíferos, mucho menos numerosos, destacan el turón, el zorro, la rata de agua, el jabalí y la nutria.

Imagen de portada: Instagram/shalanaworld

Déjanos tu comentario

Please enter your comment!
Dinos tu nombre :)